Historia


LITESA es una empresa joven. Fundada en 1992, inició su actividad de producción de rodillos de parafina para la industria a comienzos de 1993. En un principio, el proceso de fabricación estaba confiado a terceros, quienes con materias primas y fórmulas de propiedad exclusiva de la nueva empresa, se encargaban de la elaboración de los rodillos y anillos de parafina.

Tras esa etapa inicial, el objetivo fue desarrollar una actividad integrada. Se eligió como sede para comenzar la producción un área industrial clave del gran conglomerado productivo de Buenos Aires: el partido de General San Martín, al noroeste de la Capital Federal. En 1995 se inició la producción en instalaciones propias ubicadas en la ciudad de San Andrés (Partido de San Martín), que contaban con máquinas moldeadoras de rodillos y anillos para máquinas hiladoras y enconadoras Schlafhorst, Murata, Fadis y Lessona. La respuesta del mercado fue inmediata. La creciente actividad obligó a incorporar nueva maquinaria (moldeadoras adicional para Schlafhorst y Rieter R1-R20), lo que motivó un segundo traslado, en el año 1996, esta vez a la ciudad de Loma Hermosa (Partido de San Martín).

En 1999 se potenció notablemente la actividad comercial de LITESA, al incorporar a su organización la comercialización de productos auxiliares y encolantes de  la empresa BASF Argentina, comercializando de esta forma todos sus productos de encolado y ceras textiles, tanto en Argentina, como en Chile, Paraguay y Uruguay. Con su producción en continuo crecimiento, LITESA alcanzó muy pronto la condición de primer proveedor de encolantes, ceras y rodillos de parafina para el mercado textil argentino. Lo cual motivó un tercer traslado en el año 2000, dentro de la misma ciudad, pero en el partido de Tres de Febrero. No obstante, hasta fines de 2001 existían serias dificultades para la proyección internacional, debido a una estructura de costos que resultaba netamente desfavorable.

Entre los objetivos planteados por los directivos de LITESA, figuró siempre la exportación. Objetivo que pudimos cumplir a partir del año 2003, con el inicio de exportaciones de productos a Brasil, Bolivia, Cuba, Paraguay y Perú. Otro objetivo que nos propusimos a realizar el mismo año, fue encarar la construcción y puesta en marcha de un laboratorio completo para el análisis de hilados encolados y parafinados, tarea que demandó dos arduos años de inversiones en la compra y construcción de elementos de laboratorio y en la capacitación de nuestro personal.
El balance de los últimos años no debe ser medido solo en términos de crecimiento. Una de las metas esenciales de quienes integramos LITESA, y la mejor de nuestras estrategia empresarial, es la búsqueda permanente de la excelencia en calidad y servicio. Esto lo avala la obtención en agosto de 2007 de la Certificación ISO 9001-2000, actualmente ISO 9001/2008.

Para finalizar, la última meta que nos propusimos en el año 2008 fue dar un salto tecnológico muy importante en nuestra fábrica, para aumentar la productividad y la calidad de la producción de productos encolantes y de rodillos de parafinas. Meta que logramos concluir en el año 2011 con la incorporación y automatización de una nueva línea de mezclado y envasado para productos en polvo, una redistribución e incorporación de máquinas moldeadoras de parafinas y sus mejoras en sus servicios y con la incorporación un sistema mezclador de alta producción en la línea de fabricación de productos líquidos.

Sintetizando, LITESA es una empresa joven, que reinvierte gran parte de sus ingresos en el desarrollo de nuevos productos, en mejorar la calidad de sus productos y en mejorar su productividad.

El objetivo final es ser una empresa líder en el mercado textil y ser sinónimo de calidad e innovación.